Relatos

 

¿De dónde nacen estas palabras?

Semanalmente tengo la oportunidad de ofrecer clases de 5Ritmos en diferentes ciudades.

Diversos lugares abren sus puertas a los ritmos en talleres grupales de fin de semana.

El espacio creado en cada uno de ellos es la raíz de este pequeño apartado.

Estas palabras no son más que una puesta en escena de aquello que puede vivirse en la práctica meditativa de los ritmos.

Es mi danza la que me desvela el misterio que mi mente no puede identificar desde su rutina. Tras haber llegado a la quietud, las palabras comienzan a danzar dando luz a lo que he vivido. Es aquí donde todo comienza.

Esta sección nació como puro juego. Tras mi vuelta semanal de los territorios catalanes, mis dedos comenzaron a transcribir la sensación que habitaba en mí tras la clase de la noche anterior. La fluidez con la que las letras se unían entre sí sorprendía a la mente observadora de tal hazaña. ¿Cómo era posible crear algo parecido a las 7 de la mañana sin haber descansado ni una hora? Al finalizar, leí el resultado. Fue entonces cuando comprendí, que todo comienza en mi danza y es ella la que puede mostrarme lo que habita en mí. La realidad no tiene palabras, pero si algo puede acercarme a ella es la quietud que queda tras haber acompañado a mi cuerpo al espacio sagrado de los ritmos.

Mi gran propósito es acercar la esencia de la meditación a nuestra comprensión para que a partir de ahí podamos abrirnos a la integración de la danza en nuestra propia vida.

Demasiadas circunstancias son las que nos separan de la integración. Es el momento de crear lazos de unión. Es la conexión a la vida la que puede mostrar su sentido. Es el abrazo a toda existencia el que puede conceder el descanso. Es el compromiso de habitar nuestro cuerpo el que creará ese espacio sagrado hacia el universo infinito dentro de nosotros. Vida al servicio de la vida.

Cada semana encontrarás un nuevo relato relacionado a un ritmo concreto. En él hallarás nuevos ritmos y diferentes perspectivas al servicio de iluminar de una forma u otra tu caminar.

Bienvenidos a la danza de la vida.

Que disfrutéis cada experiencia del camino desde su fluido hasta su quietud.

Noelia

Ver todos los relatos

Quiero dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *