Galería

“Bailando hasta que nuestras células no pudieron soportar más felicidad”

Quiero que sepas que eres un regalo para todo aquel que te conoce, no temas mostrar tu vulnerabilidad pues es la mayor fuerza que un ser humano puede poseer. Pero al mismo tiempo no trates de analizarla, simplemente respira el momento en el que te encuentres, acéptalo, y deja que lo que realmente importa, que es lo que tú eres, salga a la luz. Tu camino es único y merece toda la atención. Sé tú siempre.

Ámate como al más preciado tesoro y observa tu belleza cuando lo haces. Eres capaz de transformar a las sombras más oscuras. Yo confío en ti. Adelante, es el momento y tú puedes hacerlo.

Por siempre jamás

Noe