Un encuentro residencial para:

EN AMOR ARTE  (Término del poeta y compañero Antonio García de la Serrana)

UNAS VACACIONES PARA CUERPO Y ALMA CON INSPIRACIÓN EN MOVIMIENTO

 

del 8 al 14 de agosto del 2022 en Lacasatoya (Aluenda)

 


Una propuesta para abrirse al encuentro a través de la suavidad sin presión ni búsqueda.

Una semana para nutrir y enriquecer tanto nuestra parte más espiritual como mundana. Un viaje con espacios de movimiento, de aprendizaje, de creatividad, de diversión, de tranquilidad, de compañía y de soledad.

¿De qué se trata?

La semana supone un viaje de exploración y de encuentro con uno mismo, gracias al movimiento, a la creatividad y a los espacios de descanso y nutrición física.

El propósito es transitar un viaje que reafirme nuestra relación con la delicadeza y la suavidad, gracias a un reencuentro íntimo y verdadero con nuestra capacidad de ser arte, belleza y amor.

Cuando nos adentramos en un viaje como éste, estamos abriendo nuestra capacidad de enraizar la experiencia al día a día. El sentido no es darnos “el gran viaje satisfactorio de unas vacaciones para el alma”, sino más bien, cultivar un terreno fértil donde las semillas encontradas continúen dando lo mejor de sí en el día a día.

 

¿CÓMO SERÁ LA SEMANA?

El lunes será nuestro aterrizaje. Juntos crearemos un cálido recibimiento. Nos instalaremos, nos encontraremos como grupo, conectaremos con el espacio, bailaremos, compartiremos…

Cada mañana disfrutaremos de un despertar de una forma divertida y muy transformadora. Donde ejercicios de bioenergía, manos y otras disciplinas alineen nuestro cuerpo para prepararlo antes del desayuno. Siempre será opcional y modificable según lo que se esté viviendo como grupo.

Tras el desayuno profundizaremos en el aprendizaje y el conocimiento de los elementos a través del movimiento. Cada día nos centraremos en uno, encontrando la relación íntima que tenemos con cada uno, haciéndonos sensibles a ellos dentro de nosotros, aprendiendo a reconocerlos y a movernos a través de su sabiduría.

Las tardes serán dedicadas a la parte más artística de nosotros. Una vez sintonizados en el elemento del día, encontraremos una situación personal que se relacione con él. A partir de ahí, jugaremos a través de propuestas que nos lleven a encontrar tras lo aparente, la parte artística, bella y creativa.  Convirtiendo lo que pudiera parecer un obstáculo o dificultad en tu vida, en una verdadera pieza de arte.

Siempre habrá momentos para pasear por la naturaleza, disfrutar de la piscina, del sol, de la tranquilidad…

El fin de semana estará lleno de sorpresas como conexión y unificación de todo lo vivido durante la semana.

Los espacios nacerán a través de nuestro compartir, esto es sólo la primera pincelada.

El resto se dará a través de vuestra presencia y vuestra aportación. Sólo el momento puede mostrar su necesidad y su potencial de crear y nutrir.

Para mí, esta propuesta, es algo más que un simple espacio donde poder bailar y descansar. Se trata de una oportunidad para escuchar la sabiduría de la vida, para saborear lo que otros han dado para que este momento llegue a nosotros, para experimentar el sentido de nuestra propia presencia en cada espacio que toca vivir. Para en amor arte, en cada instante.

 

En breve compartiré todos los detalles de la semana residencial

 

 

 

X